El reiki puede considerarse como una  técnica o una modalidad de medicina alternativa que busca la sanación del paciente mediante la imposición de manos. Se basa en la canalización de lo que sus practicantes denominan energía vital universal para lograr el equilibrio.