El empleo de las plantas medicinales con fines curativos es una práctica que se ha utilizado desde la prehistoria. Durante mucho tiempo los remedios naturales y, sobre todo, las plantas medicinales, fueron el principal e incluso el único recurso de que disponían los médicos. Esto hizo que se profundizara en el conocimiento de las especies vegetales que poseen propiedades medicinales y que se ampliara la experiencia en el empleo de los productos que de ellas se extraen. La fitoterapia es la terapéutica que utiliza dichas plantas para prevenir, aliviar y sanar una amplia variedad de síntomas o enfermedades.