La base de la terapia se basa en el equilibrio de una supuesta energía vital. Cuando se presenta la enfermedad existe un desequilibrio de esa energía, así pues como existen venas y arterias por donde circula la sangre para ser transportada a todo el organismo, la acupuntura propone que existen también otros canales por donde fluye la energía llamados “meridanos”. Estos canales al ser estimulados logran restablecer el equilibrio energético del cuerpo.